2 febrero

El dolor de crecimiento en niños


El dolor de crecimiento en niños
Mariam Herrera
por Mariam Herrera




Si puedes leer esto sin ayuda alguna, seguramente debes poder abrir el grifo del agua fría para cepillarte los dientes. Y si llegas al grifo del agua fría, seguramente llegas al armario de la cocina para coger un vaso.

Pero no hace mucho tiempo –aunque no lo recuerdes– no podías hacer nada de eso. Una parte del hacerse mayor es el hacerse más grande, y a menudo para muchos niños, es el tener lo que los médicos llaman los dolores del crecimiento. Lee este artículo para saberlo todo sobre estos extraños dolores.

¿Qué son los dolores del crecimiento?

Los dolores del crecimiento no son una enfermedad. Seguramente no tendrás ni que visitar el médico por esta razón. Pero puede doler. Suelen darse entre las edades de 3 y 5 años o cuando tienes la edad entre 8 y 12.

Los dolores del crecimiento suelen tenerse en las piernas. Casi siempre duelen las partes delanteras de los muslos, las pantorrillas (las partes de las piernas que se encuentran por debajo de las rodillas) o detrás de la rodilla.

Justo antes de irte a la cama es cuando los dolores del crecimiento son más habituales. Si te duelen mucho, puede que te despierten pero normalmente no duelen tanto. Las mejores noticias son que por la mañana suelen haber desaparecido por completo.

¿Qué es lo que provoca los dolores del crecimiento?

Los huesos están conectados por las articulaciones, que son como las bisagras de las puertas. Las articulaciones permiten a las piernas tirar hacia delante o para atrás. Los dolores del crecimiento nunca afectan las zonas cerca de las articulaciones, sólo los músculos. Por esta razón, algunos médicos creen que una razón por la que los niños tienen este tipo de dolores es porque los han ejercitado demasiado durante el día.

Si haces mucho footing, mucho alpinismo o salto puede que algunas veces tengas dolores en las piernas por la noche.

¿Cuándo acudir al médico?

Si los dolores se centran en otros sitios, en las articulaciones o el estómago por ejemplo, o si tienes fiebre, deberías ir al médico para asegurarte que no te has lesionado nada o que no tienes alguna infección que necesite de algún medicamento.

Los dolores del crecimiento no suelen durar mucho tiempo, pero si estás en la cama con estos dolores, es mejor que te lo tomes con calma. Hacer puzzles, pintar, jugar a damas o pintar pueden ser actividades que te ayuden a olvidar el dolor.



Compartir en Google+ Facebook Twitter



Lo más Reciente en el Blog




0 Comentarios

¡Se el primero en comentar!

Escribir un Comentario


He leido y comprendido el Aviso Legal.

¡Si ves esto, no llenes este campo!

Nota: Agradecemos tu participación. Te pedimos que mantengas en tus opiniones la debida educación y el respeto a las opiniones de los demás usuarios. En caso contrario, Revista-ideasonline.org se reservará el derecho a publicarlas. Los comentarios serán revisados antes de ser publicados.