15 abril
REVISTA Ideas Online

Hacer un muñeco de nieve

En determinadas altitudes, la llegada del frío invierno trae consigo la nieve, y con ella aparecen un buen numero de ideas de ocio. Cada año nacen nuevos deportes de nieve con su consiguiente equipación y aprendizaje.

Por suerte, existen otras propuestas de ocio en la nieve y no nos referimos únicamente a admirar la belleza de un paisaje nevado. Las recomendables peleas de bolas de nieve, resultan muy divertidas y son una buena forma de entrar en calor, pero una vez estemos agotados, podemos dedicar el tiempo libre a la creación de un muñeco de nieve.

Las formas de construir un muñeco de nieve son varias. Podemos hacer rodar una bola de nieve hasta que adquiera la dimensión apropiada, y repetir el proceso para obtener una segunda bola. Esta es la forma más habitual, pero por ejemplo, en Estados Unidos, resulta más popular la construcción de muñecos de nieve de tres bolas. Para dotarle de una apariencia más humana, se suele utilizar unos trozos de carbón o botones grandes como ojos, una zanahoria para la nariz del muñeco de nieve y unos palos que harán de brazos. Además, podemos colocarle un cubo como sombrero o incluso prestarle nuestra bufanda. Con respecto a la pipa, estamos seguros que el muñeco nos agradecerá que amarguemos su corta existencia con el vicio de fumar.

Una vez tenemos la receta original, las variaciones, convertirán nuestro muñeco de nieve en todo un referente. Sin duda alguna, nuestros favoritos son los muñecos de nieve de Calvin & Hobbes.